Cuando creía que tenía todas las respuestas… ¿Qué es un factor de riesgo?

Posted on Actualizado enn

Si estás leyendo esto, probablemente sabrás que vives en la era de las enfermedades crónicas. Peste,
difteria o viruela son, aparentemente, fantasmas
olvidados. En su lugar la hipertensión, la diabetes o la
hipercolesterolemia se sitúan a día de hoy en el punto de
mira de la medicina. En los últimos 50 años la estrategia
ha sido clara, identificar y actuar sobre Factores de Riesgo1. No obstante, parece que algo no cuadra… Desarrollamos fármacos cuyos mecanismos de acción parecen
perfectos. Realizamos estudios metodológicamente exquisitos2. Describimos redes causales imposibles. Pero
obtenemos escasos efectos (cuando los obtenemos).
¿Qué está sucediendo? ¿Dónde fallamos? ¡Averigüémoslo! Vayamos al principio. ¿Qué es un factor de
riesgo? La respuesta es muy simple, no lo sabemos. No
existe consenso acerca de la definición y correcto uso del
término Factor de Riesgo3. Yo también puse esa cara al
enterarme. Cuando leemos en un artículo relacionado
con la medicina la palabra Factor de Riesgo, no podemos
saber que es, porque no sabemos lo que el autor pensaba
que era. ¿Cómo puede ser que la principal estrategia de
la medicina preventiva actual se base en un concepto indefinido? En fin…
Pongamos un ejemplo de la ambigüedad existente en torno al concurrido concepto. La definición utilizada por la conocida base de datos Medline de Factor de Riesgo es la que sigue: «Un aspecto del comportamiento
o del estilo de vida, exposición medioambiental o característica innata o heredada que, sobre la base de evidencia epidemiológica, se conoce que está asociado con una condición de salud relacionada considerada importante
para prevenir.». Esta definición nos muestra claramente
uno de los grandes problemas a la hora de valorar los
Factores de Riesgo, ¿estamos hablando de una relación
causal o de una asociación estadística sin más? Parece que
nuestro cerebro lo tiene claro y, normalmente, da el salto
desde la asociación estadística a la causalidad. Esto plantea
un problema, si realmente no estamos hablando de causalidad, la intervención sobre ese Factor de Riesgo no modificará la enfermedad.
Pongamos un ejemplo4. Los mejores resultados
obtenidos en la prevención primaria de la hipercolesterolemia muestran que solo se logra reducir un 2% la incidencia de infartos, fatales o no, tras 6 años de tratamiento farmacológico y dietético. Para evitar cada infarto hace falta
tratar a 60 personas durante 6 años. Es decir, 59 de las 60
personas tratadas no se han beneficiado del tratamiento.
Es más, 59 personas han estado preocupándose de tomar
un tratamiento no carente de efectos secundarios durante
6 años para nada (no creo que les hiciera mucha gracia si
lo supieran…) ¡Que curioso! ¿No era la hipercolesterolemia factor de riesgo para sufrir infarto? Pues si… Pero la
asociación causal es más que dudosa. ¡Hay más! ¿Qué me
dices de intentar conseguir resultados poblacionales actuando sobre individuos? ¿Es la población únicamente la
suma de todos sus integrantes, o se trata de algo más?5, 6
Por supuesto, nada de lo que acabas de leer me lo
he inventado yo. He intentado sintetizar el genial artículo
“Factores de riesgo: una nada inocente ambigüedad en el
corazón de la medicina actual”, de F Miguel García publicado en la revista oficial de semFYC. Sinceramente, merece la pena leerlo.

(Este artículo fue redactado para el Boletín Farmacrítico, en breves en sus pantallas-facultades!Más aquí http://farmacriticxs.blogspot.com/search/label/Bolet%C3%ADn%20digital)

Bibliografía

1.Savitz DA In defense of black box epidemiology. Epidemiology 1994;5:550-552.

2.Susser M Epidemiology in the United
States after World War II: the evolution of
tecnique. Epidemiol Rev 1985; 7: 147-177.
3.BengholeR,Bonita R,Kjellstrom T Epidemiología básica. Washinton, D.C.: Organización PanamericanadelaSalud, 1994.
4.Brotons C Curso a distancia de prevención en atención primaria. Vol I. Barcelona: Renart, 1997.
5.Loomis D Wing S. Is molecular epidemiology a germen theory for the end of the s. XX. Int J Epidemiol 1991; 19: 1-3.
6.Susser M, Susser E Choosing a future for
epidemiology: I. Eras and paradigmas. Am J

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s